Cómo cuidar las pestañas en primavera

¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La primavera está a la vuelta de la esquina y debes empezar a tener en cuenta los cuidados extra que tus pestañas demandan en esta época. Porque, al igual que las flores florecen en primavera, tus pestañas mudan en la estación del cambio. Descubre todo sobre cómo cuidar tus pestañas en primavera y mantener al máximo su fortaleza, belleza y vigor.

¿Requieren las pestañas cuidados extra con la llegada de la primavera?

Es posible que nunca te hayas hecho esta pregunta, pero como expertos en tu mirada debemos decirte que… Sí, las pestañas requieren extremar sus cuidados en primavera.

¿Por qué cuidar las pestañas en primavera?

Pues porque la primavera no es solo la estación del cambio para la naturaleza, sino también para nosotros, los seres humanos. E igual que tu piel puede experimentar una adaptación al clima de la nueva estación, la muda de las pestañas es algo muy común en primavera. Los días se alargan y son más cálidos, algo que comporta que nuestro vello facial (como lo son las cejas pestañas) tengan que adaptarse a la nueva situación estacional.

En resumidas cuentas, al igual que ocurre en otoño, es posible que con la llegada de la primavera notes que la caída de las pestañas se intensifica.

De media, los humanos perdemos entre 1 y 5 pestañas al día, según el ciclo de caída de las pestañas. Y es que el ciclo de vida de las pestañas suele ser de 90 días, desde que nace hasta que cae. Pero en primavera puede que este ciclo se acelere y las pestañas se caigan con mayor frecuencia.

¿Por qué las pestañas aumentan su caída en primavera?

Como hemos comentado anteriormente, en primavera, la llegada del buen tiempo, el aumento de horas de sol y de las temperaturas hace que nuestras pestañas se preparen al inicio de falta de humedad. Es decir, del mismo modo que existe un momento de adaptación del organismo (y de todos los seres vivos) con el cambio del verano al otoño, que nos lleva a adaptarnos al invierno; lo mismo ocurre en primavera a modo de adaptación de cara al verano.

Esto comporta que en primavera sea muy común un sutil aumento de la caída de las pestañas. También puedes notar una intensificación de la caída del cabello de tu cabeza, por los mismos motivos.

En este sentido, si el ciclo de vida de una sola pestaña es de 90 días, en estos se cuentan 3 fases bien diferenciadas. La fase anágena o de crecimiento, que dura de 15 a 20 días. La fase catágena de transición, con una duración de 14 a 21 días y, finalmente, la fase telógena o de reposo, que dura de 30 a 45 días.

El aumento de las temperaturas durante la primavera, incide directamente sobre este ciclo de crecimiento de las pestañas, fomentando la caída. Además, si tus pestañas son muy finas o débiles o tu piel es muy seca, este problema empeorará. En estos casos, el folículo piloso de la pestaña no recibe los nutrientes ni humedad suficiente para una óptima hidratación. Esto provoca que las pestañas cada vez se vuelvan más quebradizas y terminen por caerse antes de tiempo.

¿Cómo cuidar las pestañas en primavera para sobrellevar la caída?

Si con la llegada de la primavera notas que tus pestañas se caen con más facilidad, debes tomar en cuenta algunos cuidados diarios. Es decir, del mismo modo que cada día hidratas tu piel, deberás hacer lo mismo con tus pestañas.

Si es tu caso y, además, sueles usar extensiones de pestañas o pestañas postizas, en esta época deberás reducir su uso para que tus pestañas naturales descansen.

Los tratamientos Airò para cuidar tus pestañas en primavera

Cura Filler: el tratamiento que fortalece y cuida tus pestañas en primavera

Nuestra primera opción para lograr fortalecer tus pestañas es Cura Filler, un tratamiento fortalecedor de pestañas. Cura Filler consta de 3 sesiones espaciadas en 15 días para lograr fortalecer, aportar densidad y mantener el vigor de tus pestañas naturales.

Si has abusado de las extensiones de pestañas o notas tus pestañas más débiles en primavera, Cura Filler es la opción perfecta para recuperar su fuerza.

Lash Filler: el lifting de pestañas como fortalecedor de tus pestañas en primavera

En Airò siempre apostamos por elevar la belleza natural de las pestañas, sin dañarlas en absoluto. Por eso no creemos en las extensiones ni en tratamientos que aportan elementos artificiales a la pestaña y pueden comprometer su salud.

Por el contrario, apostamos por Lash Filler, nuestro lifting de pestañas exclusivo basado en la tecnología 3D Filler, que no solo alarga, curva y densifica tus pestañas naturales. También aporta queratina, lo que embellece la pestaña, pero también fortalecer el vello y prevenir la caída. Gracias a la queratina tus pestañas no solo están más bellas sino también hasta un 40% más fuertes y espesas.

A diferencia de las extensiones de pestañas, Lash Filler no requiere mantenimiento, invertir en productos especiales o unos cuidados específicos. Lo único que debes hacer durante las primeras 24h después del tratamiento es:

  • No mojes las pestañas durante estas primeras 24h.
  • No expongas tu rostro a vapor. Evita saunas o sudar en el gimnasio, precisamente para que no se mojen.
  • No apliques máscara de pestañas durante este intervalo de tiempo.
  • No toques o frotes los ojos.

Cómo lograr que tu Lash Filler dure el máximo tiempo posible

Además de los cuidados básicos, Lash Filler no implica una gran inversión de tiempo para que tus pestañas estén perfectas. Al cabo de un máximo de 8 semanas, el efecto del lifting desaparece y tus pestañas vuelven completamente a su forma natural. Eso sí, más fuertes y densas, gracias a la queratina.

Aún así, existen una serie de consejos extra que puedes llevar a cabo durante esas semanas con el objetivo de que tu lifting de pestañas dure el máximo tiempo posible.

Evita las máscaras de pestañas waterproof

Lash Filler no te limita el uso de máscara de pestañas, si quieres intensificar el resultado. Eso sí, si quieres que tu lifting dure el máximo tiempo posible, evita que la máscara sea resistente al agua. Estas fórmulas son más difíciles de retirar y podrían afectar a la duración del tratamiento.

Además, también requieren que inviertas mucho tiempo para eliminarla completamente. Y si frotas mucho los ojos, no solo afectará al resultado de tu Lash Filler, sino también a tus pestañas.

No frotes los ojos

Punto básico y estrechamente ligado con el anterior: evita todo lo que puedas frotar tus ojos.

Evita el rizador de pestañas siempre que puedas

El lifting de pestañas no solo aporta largura a tus pestañas, sino también curva y rizo. Si además usas el rizador manual solo estarás sometiendo a tus pestañas a una presión extra y favorecerás la caída. Precisamente, lo que queremos evitar durante la primavera. Así que ya sabes, para mantener tu lifting: olvídate del rizador de pestañas.

Productos para cuidar tus pestañas en casa durante la primavera

En este sentido, los sérum de pestañas son una gran opción de cuidado especial. La mayoría de estos productos están enriquecidos con fórmulas que activan el crecimiento natural de las pestañas, a la vez que las fortalecen. Aplícalo cada noche y, poco a poco, tus pestañas estarán más fuertes, tupidas y densas. Eso sí, no desesperes por ver resultados inmediatos: si eres constante, los verás a partir de la 4ª o 6ª semana de uso.

Los acondicionadores o primers de pestañas son también una excelente opción de cuidado. Estos productos se encargan de aportar a las pestañas una protección extra antes de aplicar la máscara.

Proporcionan hidratación y acondicionamiento que mantiene la fuerza y el vigor de las pestañas, además de que las protegen durante todo el día.

Si tienes más dudas sobre cómo cuidar las pestañas en primavera…

En Airò te estamos esperando. Somos un equipo de profesionales formado y altamente cualificado, que podemos ofrecerte los mejores consejos e información sobre el cuidado de tus pestañas. Ven a vernos al estudio o síguenos en nuestras redes sociales y blog para no perderte todo lo que debes saber sobre el cuidado de tus cejas y pestañas. ¡Te esperamos!

Lash Lift
& Brows Lift

ELEVA la belleza natural de tu mirada